915 08 65 86
Seleccionar página

Refractometría

Refractometría

Refractometría Atago
  • Versiones para instalación a tubería o tanque
  • Compatibles con PROFIBUS, VARIVENT y CIP
  • Envío de datos a PLC
  • Módulo de limpieza ultrasónico

Industria Agroalimentaria

Refractometría Atago

Medida de Brix para el control del contenido en azúcares así como la concentración en zumos y bebidas.

Refractometría Atago

Control del nivel de azúcares durante el proceso de fabricación y embotellado de productos derivados del tomate.

Refractometría Atago

Evaluación de sólidos disueltos en leche evaporada y suero de leche

Industria Química

Refractometría Atago

Medida de la concentración de almidón en el proceso de fabricación del papel y añadido de tintas.

Refractometría Atago

Control de concentración de aceites de corte y lubricantes para evitar sobrecalentamiento o espuma.

Refractometría Atago

Control de la concentración de glicoles en anticongelantes para asegurar un punto de congelación suficientemente bajo.

Productos destacados

Refractometría Atago

PRM-100α

  • Modelo de máxima precisión en todo el rango de índice de refracción (nD) , %Brix y concentración.

  • Posibilidad de envío de datos a PLC para automatización de procesos.

  • Compatible con CIP y SIP.

  • Compensación automática de temperatura en un amplio rango, compatible con muestras a altas temperaturas.
  • Plataforma del prisma totalmente plana para permitir mejor limpieza.
  • Escalas de concentración personalizables por el usuario.
  • Función de alarma.
  • Compatible con Varivent.
Refractometría Atago

CM-800α

  • Modelo compacto para monitorización de % Brix.

  • Compensación automática de temperatura en un amplio rango, compatible con muestras a altas temperaturas.

  • Envío de datos mediante RS-232C o salida 4-20mA.

  • Plataforma del prisma totalmente plana para permitir mejor limpieza.
  • Compatible con Varivent.
  • Disponibles versiones con escala específica para medida de Etilenglicol, Propilenglicol y salinidad.
Refractometría Atago

CM-Base

  • Modelo compacto para monitorización de muestras con bajos valores de Brix.

  • Compensación automática de temperatura.

  • Envío de datos de Brix y temperatura mediante RS-232C o salida 4-20mA.

  • Compatible con Varivent.
  • Disponible versión para instalación en tanque.

¿No encuenta lo que busca? Le contactamos

EN BLANCO
Refractometría - Conceptos teóricos

Se denomina refractometría, al método óptico que determina la velocidad de propagación de la luz en un medio/compuesto/substancia/cuerpo, la cual se relaciona directamente con la densidad de este medio/compuesto/substancia/cuerpo. Para emplear este principio se utiliza la refracción de la luz, (la cual es una propiedad física fundamental de cualquier sustancia), y la escala de medición de este principio se llama índice de refracción. Los refractómetros son los instrumentos que emplean este principio de refracción ya sea el de refracción, (empleando varios prismas), o el de ángulo crítico, (empleando solo un prisma), y su escala primaria de medición es el índice de refracción, a partir de la cual se construyen las diferentes escalas específicas, Brix (azúcar), Densidad Específica, % sal, etc. Los refractómetros se utilizan para medir en líquidos, sólidos y gases, como vidrios o gemas.

Fuente: Wikipedia

Refractómetro de Abbe

El refractómetro de Abbe permite obtener una medición del índice de refracción de un líquido depositándolo sobre una superficie de vidrio, colocándolo en un dispositivo óptico, y ajustando un botón para conducir una placa iluminada hacia el centro de un retículo. Se plantean dos preguntas:

  1. ¿Por qué el valor obtenido es aquel del índice de refracción del líquido estudiado?
  2. ¿Por qué la medición se realiza por reglaje de una placa iluminada?

Los refractometros Abbe pueden emplear los dos métodos de refracción, refracción total o refracción de ángulo crítico.

Principio de la medición

Este refractómetro fue descrito, en 1875, por su inventor, Ernst Abbe. Un antiguo modelo se encuentra representado a continuación. En su estudio sobre los refractómetros de 1901, Culmman1​ describe este instrumento como constituido por dos prismas de vidrio flint conteniendo una delgada capa de 1/20 de milímetro de espesor del líquido a examinar. El prisma inferior sirve sobre todo para mantener el líquido y para permitir la iluminación del prisma superior. El artículo más reciente de Véret2​ indica que, en los refractómetros modernos, el prisma superior sirve para la iluminación y que el prisma inferior es aquel que permite la medición. La descripción siguiente corresponde a este caso.

Este rayo continúa su camino y ataca la cara de salida del prisma con el ángulo
r = α – e
donde α es el ángulo del prisma.
El rayo sale entonces del prisma con el ángulo i de tal forma que
N sin r = sin i

El ángulo i se encuentra en relación con el índice buscado n. Un visor indica el ángulo y se gradúa directamente en índice de refracción. El valor es preciso con dos unidades del cuarto de decimal del valor del índice n.

Como no es posible conseguir un único rayo rasante que penetre en el lugar adecuado del soporte material subyacente, el dispositivo emplea un haz de luz cuyo límite es, por construcción, el rayo rasante. Este haz constituye el rango de luz cuyo límite será ajustado al retículo y será la base de la medición.

La figura inferior representa este dispositivo. El prisma superior está iluminado y contiene el rayo rasante. La luz entra en el prisma inferior en un rango de luz cuyo rayo superior corresponde a la prolongación del rayo rasante. A la salida del prisma, este rango de luz es reflejado por un espejo y es observado a través de una lente colimatriz. El usuario puede observar, en esta lente, el rango de luz y su límite, que aporta la información sobre el ángulo límite, esto es, sobre el índice de refracción del líquido estudiado.

Utilización en luz blanca

El dispositivo de base solo es utilizable con una luz monocromática, ya que el índice de un material, sobre todo aquel del vidrio flint, depende de la longitud de onda. La raya D del sodio (longitud de onda 589 nm) ha sido elegida históricamente, a causa del carácter monocromático de la luz de las lámparas de vapor de sodio, y de la facilidad para obtener una buena intensidad lumínica. Para trabajar en luz blanca, otros dos prismas se posicionan entre el vidrio flint y la lente colimatriz de manera que los rayos de colores diferentes converjan tras su trayectoria. Este dispositivo se denomina compensador. La consecuencia es la obtención de un sistema acromático, utilizable en luz blanca.

Los refractómetros actuales funcionan con luz natural o con la iluminación de una lámpara blanca. La luz llega a través de una ventana sobre una superficie de entrada del prisma superior. La superficie inferior de éste no está pulida para evitar las reflexiones secundarias.

Calibración y lectura de la medición

El botón que permite conducir el rango luminoso hacia el cruce de las retículas actúa sobre el ángulo del espejo dispuesto a la salida del prisma de flint. Este ángulo corresponde al índice que se registra sobre la escala graduada en índice de refracción, visible en el visor.

Dos escalas están disponibles. Una indica directamente el índice de refracción (entre 1,300 y 1,700). La otra indica, entre 0 y 85 %, el tenor de materia seca de los líquidos azucarados.

Límites de utilización
  • El refractómetro de Abbe sólo puede utilizarse para líquidos cuyo índice de refracción sea inferior a aquél del vidrio flint (n = 1,7). Más allá de este valor, los rayos próximos del rayo rasante experimentarían una reflexión total, lo que provocaría la imposibilidad de la medición. Esta limitación no es un impedimento en la práctica, pues pocos líquidos poseen un índice de reflexión superior a aquél del vidrio flint.
  • El índice varía en función de la temperatura. Un sistema de termostato, constituido por una circulación de agua en el seno del sistema óptico, permite regular este efecto.

 

Le contactamos